Como hacer fácil la compra más difícil

Como hacer fácil la compra más difícil

En nuestro país existen diversos estudios en los que se afirma que somos personas a las que nos gusta residir en viviendas propias en vez de en hogares de alquiler y es que como decimos habitualmente, como en casa de uno, en ningún sitio, es por esto que en este post de hoy os contaremos algunos de los pasos clave que debemos seguir para comprar la vivienda de nuestros sueños y como es lógico para ello debemos dejarnos aconsejar por los mejores profesionales del sector como los amigos de Segohouse con los que os guiaremos a lo largo de esta publicación.

Antes de comenzar debemos partir de la base de si haremos la búsqueda por nuestra cuenta o por la contra nos dirigiremos a unos asesores inmobiliarios que nos ayuden a la búsqueda de nuestra casa ideal como Segohouse y es que, a través de ellos, nos será mucho más fácil comprar una vivienda puesto que nos ayudarán a agilizar todos los trámites además de aconsejarnos correctamente dada la experiencia previa que les avala en el sector de la vivienda. Si por la contra nuestra intención es de la de buscar una vivienda por nuestra cuenta, a continuación, os mostraremos algunos de los procedimientos que debemos seguir para tener la compra bien atada y que no nos suceda ningún imprevisto que nos pueda afectar gravemente.

Iniciamos este repaso por los consejos con uno de los más elementales y es que si pedimos una hipoteca, la cuota mensual de esta no debe en ningún caso superar el 30% de los ingresos netos que tengamos, aunque si es cierto que podemos buscar algo ligeramente superior a este porcentaje y es que quizá encontremos una vivienda mejor que a largo plazo nos pueda resultar más rentable y cómoda. Una vez tengamos este punto claro, debemos estudiar a fondo el amplio abanico de hipotecas que podemos contratar y es que, aunque a priori una nos resulte más adaptada a nuestros bolsillos, a la larga puede que las condiciones que vienen en la letra pequeña, no sean las más adecuadas para nosotros y debamos decantarnos por otra opción en vista de tener una mayor seguridad. Además, en este momento actual de crisis, aunque saliendo de ella ya, las condiciones para el comprador son bastante beneficiosas debido a los niveles de los tipos de interés.

En lo que respecta a la vivienda en sí, debemos tener en cuenta el motivo por el que queremos adquirirla puesto que no es lo mismo comprarla con la intención de usarla como primera vivienda que hacer el desembolso con vistas a alquilarla o usarla de segunda residencia. Sea cual sea nuestra intención, debemos buscar siempre una buena ubicación y es que esta es una de las claves a la hora de invertir correctamente, tanto sea para alquilar o vivir, aunque no solo esto es importante, que la vivienda cuente con zonas verdes cercanas, que haya transporte público o que existan cerca centros educativos, médicos y comerciales, son puntos que harán que el valor de la vivienda aumente. Partiendo de esta base, si nuestra idea es alquilarla, lo más lógico sería adquirirla en un lugar cercano al que residamos puesto que así tendremos controlado y a mano ir a la vivienda en caso de que se produzca una avería o cambio de inquilino, ya que, de lo contrario, tendríamos que gastar en desplazamiento y en contratar a alguien que nos arregle los desperfectos que con el uso puedan aparecer.

En el caso de que nuestro objetivo sea especular con ella, debemos buscar las viviendas que mayor capacidad de revalorización presenten, para ello debemos analizar muy minuciosamente las perspectivas de crecimiento del lugar, así como las comodidades que existan y se prevean construir en la zona. Habitualmente este tipo de inversiones se suelen realizar en barrios modernos y dinámicos.

 La compra de vivienda de segunda mano

En ocasiones en vez de invertir en obra nueva, preferimos buscar viviendas de segunda mano, bien sean para entrar a vivir o para reformar, en este caso, si lo que buscamos es comprar más barato, pero rehabilitar a nuestro gusto, podemos hacerlo a precios mucho más competitivos y a continuación en la reforma, ya podemos adaptar nuestro gasto a nuestro presupuesto. En este sector, el de la vivienda usada además de buscar por nuestra cuenta, existen cantidad de páginas webs especializadas y asesores inmobiliarios que nos pueden echar una mano a encontrar la casa ideal al precio más competitivo.