Plasticos Alhambra, un aliado en mi tienda de videojuegos

Plasticos Alhambra, un aliado en mi tienda de videojuegos

Llevábamos poco tiempo con un negocio de videojuegos. Siempre he sido bastante aficionado al mundillo y junto a dos socios nos montamos nuestra propia tienda, donde, además de recoger todas las principales novedades del sector, también tenemos una selección de los mejores videojuegos de arcade, además de una sorpresita para todos los amantes de la historia del videojuego en nuestro país.

En un apartado tenemos nuestro “museo del videojuego”, donde tenemos modelos de Atari, Spectrum, Amstrad, Amiga, etc. Todos aquellos antepasados que hicieron las delicias de los jugadores en los 80,90 e incluso algunos de la década pasada.

Nos pareció una idea chula e interesante, que nos diferenciaba de la típica tienda de videojuegos o de las franquicias que suelen inundar ahora el sector.

Además de esto, queríamos más cosas que nos diferenciaran. El color morado era nuestra seña de identidad, y esto queríamos llevarlo muy a gala en las bolsas. Nos teníamos que poner en marcha para buscar una fábrica que nos realizara unas bosas personalizadas y gracias Internet no tardamos en dar con ella.

Una empresa en la que confiar

Buscando en Google dimos con Plásticos Alhambra S.L. esta es una empresa familiar que lleva desde 1971 en la fabricación de estas bolsas biodegradables y film de plástico. Contactamos con ellos y nos gustó la profesionalidad y la atención mostrada hacia nuestro proyecto y lo que queríamos conseguir con unas bolsas personalizadas y que querían ser parte de la identidad del negocio.

Ellos nos comentaron que desde hace años tenían una firma apuesta por la innovación en el plano tecnología, invirtiendo todos los años una buena cantidad de sus ingresos para contar siempre con la última tecnología en cuanto a maquinaria se refiere. Si a esto le sumas el que contaban con buenos profesionales experimentados, teníamos una magnífica fábrica de bolsas que era lo que buscábamos.

La idea era que los aficionados a los videojuegos reconociesen a quien lleve una bolsa como la nuestra. Una tienda de verdad hecha por amantes de los videojuegos para amantes de los videojuegos. Somos especialistas, fanáticos de los videojuegos, por lo que tenemos experiencia y conocimientos como para dar el mejor servicio a todos los aficionados a un sector que crece año tras año en nuestro país.

En la última década, hemos visto cómo la importancia de los videojuegos no ha hecho más que aumentar, a la vez que otras industrias anexas como la música por ejemplo se han tenido que adaptar a unos nuevos tiempos que los videojuegos no han tenido que hacer en tal grado.

La piratería en los videojuegos no es algo realmente problemático, por lo que es un buen negocio y que cada año tiene más y más posibilidades.

Esto supimos verlo y la verdad es que nuestra táctica de diferenciarnos ha salido estupendamente, ahora, vistas las ventas estamos mirando cual será el próximo movimiento, si abrir otra tienda en Madrid, o irnos a Barcelona.

Es una decisión más complicada de lo que pudiera parecer, porque por un lado nos gustaría abrir más tiendas en cada ciudad, pero también es interesante tener solo una tienda en cada ciudad, con un museo y que se convierta en un sitio de referencia.

Veremos qué es lo que hacemos en los próximos meses, pero desde luego que es un reto, lo más probable es que hagamos otra tienda en Barcelona con unos amigos del sector que tenemos desde hace años y que no tendrían ningún problema para seguir con la política que tenemos en nuestra tienda.

Si tienes un proyecto en mente, desde aquí no puedo hacer otra cosa que animarte a que sigas con él y que se transforme en realidad. Montar un negocio no es fácil y seguro que te vas a encontrar con trabas, lo primero desde la administración, pero si es una buena idea y tiene posibilidades de éxito, es lo mejor que te puede pasar.

Yo, sin ir más lejos, antes era un técnico informático sin ambición alguna y ganando un sueldo medio bajo por tirarme la mayor parte del día en un trabajo que no me satisfacía, actualmente tengo mi propio negocio en lo que más me apasiona y queremos ampliar nuestros horizontes.

Si tienes una idea y crees que puede funcionar, no lo desaproveches, solo tenemos una vida ¿no?