Benviure, una clínica geriátrica en la que confiar.

Benviure, una clínica geriátrica en la que confiar.

Uno de los negocios que desde la década pasada se puso muy de moda, por sus bajos costes y sus grandes beneficios, era el de las residencias geriátricas. En la década pasada florecieron una gran cantidad de estas clínicas, de las cuales perduran unas pocas. Una de las empresas que destaca es Benviure.

En este artículo pretendo mostrar cuáles son los factores del éxito de una clínica geriátrica, pero los principios que voy a mencionar se pueden trasladar a otros modelos de negocio. Y voy a poner como ejemplo a lo largo del artículo a la clínica geriátrica Benviure, una clínica geriátrica realmente especializada en Alzheimer.

Para comenzar con los factores que determinan el éxito, y por tanto la permanencia en el tiempo, de una empresa, son muchos y no pretendo escribirlos todos ya que necesitaría varias entradas en este blog. Voy a centrarme en los principios o factores que considero básicos para el éxito de una clínica geriátrica, o de un modelo de negocio diferente.

Los principios del éxito

Sentemos las bases, para poder diseñar un modelo de negocio que sea estable y que a la vez genere beneficios tenemos que atender a las necesidades del consumidor. Es muy importante realizar estudios de mercado para determinar qué servicios tenemos que prestar para que los consumidores se vean atraídos. Pero hay que prestar mucha o más atención al cómo se prestan los servicios. Es importante crear un valor en nuestros productos y servicios, para que el cliente se identifique con nuestra empresa, esto es lo que persigue la ética empresarial.

En el caso de Benviure, han diseñado una clínica geriátrica especializada en el tratamiento de personas mayores con Alzheimer. Y para conseguir prestar un servicio que se adapte a todo tipo de cliente, tienen un equipo de más de ciento veinte profesionales con experiencia en diferentes ámbitos, haciendo que el funcionamiento del centro residencial sea excelente. En el caso de Benviure cuentan con auxiliares y animadores socioculturales, médicos durante todo el año, y enfermeras, entre otros, cuyo único fin es el de asegurar el perfecto estado de los clientes.

Sentada una base en la que nuestro principal objetivo es la satisfacción del cliente, hay que prestar atención al servicio que prestamos. Es decir, hay que hacerse las siguientes preguntas: qué estoy aportando, cómo lo puedo mejorar y qué tengo que hacer para mejorarlo. El diseñar programas de mejora de nuestros servicios repercute en una dinámica empresarial diseñada al éxito, ya que siempre habrá un servicio o producto nuevo, que atraiga fidelice y atraiga a  nuevos clientes.

La especialización de Benviure consiste en el tratamiento del Alzheimer. Benviure lleva más de una década a la vanguardia en la lucha contra el Alzheimer en personas mayores. Su principal objetivo es prestar un tratamiento individualizado adecuado al nivel de dependencia de los pacientes, llevar a cabo tratamientos dirigidos a controlar los posibles episodios de los pacientes, y atender a las familias psicológicamente con el fin de apoyar a los familiares que cuiden a los familiares al cuidado de personas con Alzheimer u otras demencias.

En resumen, hemos visto dos factores que pueden llevar al éxito a las empresas, el primero es diseñar un modelo dirigido a la satisfacción del cliente, y el segundo es mejorar ese servicio con el fin de fidelizar a los clientes y atraer a los nuevos. El principal objetivo perseguido por estos dos principios es aportar valor al cliente, justo como hace Benviure con su clínica geriátrica especializada en Alzheimer.