Dónde y cómo colocar las cámaras de vigilancia en tu casa

Dónde y cómo colocar las cámaras de vigilancia en tu casa

Si quieres mantener tu casa, y a los que habitan en ella, lo más protegida posible y has decidió hacerlo con la instalación de un sistema de vigilancia, es clave que sepas en que puntos de la casa hacer la instalación de las cámaras y aún más importante, como hacerlo.

Para comenzar, es clave que conozcas los lugares estratégicos en los que debe ir una cámara de vigilancia; no importa si la instalará un profesional en materia o lo harás por tus propios medios. Esto porque debes escoger justo aquellos lugares adecuados para acertar con la visión.

Estas zonas dependerán de los objetivos de seguridad que tenga en mente, sin embargo, hay ciertos puntos específicos que coinciden en ser siempre idóneos para la colocación de las cámaras de vigilancia.

Sigue leyendo y descubre cuáles son, de la mano de los instaladores de alarmas para negocios en Valencia de FGL Sistemas de Control .

¿Cuáles son los lugares clave para colocar una cámara en tu hogar?

Para decidir dónde instalar las cámaras, nos debemos poner en el lugar del intruso o del interesado en entrar al hogar. Algunos de estos son:

  • Puertas de entrada

Es sabido que sobre el 34% de las entradas de ladrones en los hogares se realiza a través de la puerta de entrada. De esta forma, a fin de proteger la visión de la cámara, será recomendable instalarla en el segundo piso o en el techo de la casa con vista a la puerta frontal.

En caso de ser una vivienda de una única planta, deberás colocarla dentro de una especie de jaula de metal para protegerla de golpes o intentos de extravío.

Con esta ubicación lograrás disuadir a los ladrones o atraparlos en el momento y grabar detalles que pueden ser cruciales para su detención.

  • Puertas traseras

A pesar de mostrar un porcentaje menor, no podemos olvidar que el 22% de los intrusos acceden a las casas por puertas traseras y laterales.

En este caso, también recomendamos colocarla fuera del alcance de los mismos y protegerla dentro de una jaula. Además, por supuesto, deben ser resistentes y contar con visión nocturna.

  • Jardín y patios

Algunos ladrones pueden decidir entrar a las viviendas por áreas que no son vistas desde la calle, ya que se disminuye la posibilidad de quedar descubiertos.

En este caso, con solo colocar una cámara a la vista será suficiente para que un intruso no intente entrar en el hogar, y además, protegeremos pertenencias que solemos dejar en el patio y jardín como es el caso de las bicicletas o equipos de jardinería.

  • Escaleras y azoteas

Existen muchas azoteas que tienen pequeños accesos al interior de la vivienda, por lo que también es necesario instalar cámaras de vigilancia en estas zonas, por ejemplo, en escaleras, puertas pequeñas, ventanas o escotillas que puedan dar pie a accesos no restringidos en la casa.

  • Puntos de acceso como ventanas

Como hemos dicho, es crucial tener cubiertos todos los accesos al hogar, incluso si se trata de una ventana de seguridad poco accesible o los accesos que no tienen rejas.

En conclusión, se trata de buscar explotar todos los puntos fuertes de nuestro domicilio. Esto siempre teniendo en cuenta que cada vivienda tiene características diferentes, y por lo tanto puntos diferentes que hay que cuidar.

La idea es cubrir el mayor ángulo posible, combinando cámaras visibles con otras ocultas. También puede combinar el uso de cámaras con la instalación de una buena alarma que te avise del mínimo intento de entrada a tu hogar.

¿Dónde no hay que poner cámaras de seguridad en casa?

Así como hay puntos que debemos cuidar, también hay algunas áreas donde más bien no es nada recomendable colocar tu cámara de vigilancia.

Por ejemplo, si contamos con sistemas de seguridad como el humo antirrobo y la niebla de seguridad, se deben instalar en las entradas a las habitaciones y en las inmediaciones, y no directamente en los lugares que hemos señalado en el punto anterior.

Por otro lado, hay que procurar no grabar la vía pública y cualquier punto que no pertenezca a nuestro recinto. De lo contrario estaremos infringiendo la Ley del Derecho a la Intimidad.

También es muy importante nunca colocar cámaras falsas, ya que si el ladrón se percata de esto, más bien podrá utilizarlo a su favor y cometer el robo sin problemas.

Además, si queremos un sistema de seguridad realmente efectivo, la mejor opción es conectar la cámara a una alarma y contar, a su vez, con conexión a la Central Receptora de Alarmas. Así, podremos beneficiarnos de ventajas como la videoverificación o la reacción inmediata.

¿Cómo instalar una cámara de vigilancia?

Una vez repartidas las ubicaciones, el primer paso es revisar que no queden cámaras bloqueadas por objetos, puertas o ventanas.

Luego, debemos contar con el kit de instalación adecuado para las características de tus espacios y tu sistema de vigilancia. Verás que es posible comprar los componentes por separado, pero generalmente se obtiene mejor precio con la compra del kit completo.

Este kit debe contener al menos de 1 a 3 cámaras, un grabador de video digital (DVR), cables de conexiones y cables de alimentación.

Igualmente, se pueden encontrar diferentes kits en el mercado, como:

  • Kit de seguridad básica de la casa: 2 o 3 cámaras exteriores y un DVR con tres días de grabación, como mínimo.
  • Seguridad para vigilancia especial de la zona: 1 a 3 cámaras de interiores inalámbricas que cubran convenientemente la zona, y que el video se pueda transmitir directamente hacia un ordenador.

Cómo instalar un circuito cerrado de cámaras

Para instalar el sistema de vigilancia de circuito cerrado es necesario un dispositivo de grabación (DVR) y un monitor que permita visualizar las grabaciones.

El monitor puede ser una pantalla de ordenador o una televisión (para lo que habría que instalar un circuito cerrado de TV). Mientras que, los DVR están caracterizados principalmente por la capacidad de grabación.

Además, no podemos olvidarnos del Kit de videovigilancia, el cual normalmente viene incluido en el DVR, y los grabadores analógicos o digitales. Los analógicos usan cintas de video, mientras que los digitales usan discos duros.

Cómo instalar las cámaras de videovigilancia

Como dijimos anteriormente, se debe seleccionar un zona alta y amplia para ubicar la cámara; siendo que la mejor orientación es dirigida hacia abajo, en una esquina en el techo.

En el caso de las cámaras que van en el  exterior de la casa, estastienen que estar como mínimo a 3 metros de altura para que no sean accesibles.

Para hacer el montaje en la pared, se debe usar tornillos. Sin embargo, algunas cámaras vienen con sus propios adhesivos,  solo que lo malo de estos es que con el tiempo acaban cediendo.

Así, por lo general el montaje es similar para todas las cámaras:

  • Sitúas el soporte en el emplazamiento requerido
  • Utilizando un rotulador, marcas en la pared los agujeros necesarios, sirviendo de plantilla la base de la cámara.
  • Haces los agujeros utilizando un taladro con la broca adecuada.
  • Clavas los pines del moldeado con un martillo.
  • Atornillas la base a la pared.
  • Sitúas la cámara en la base y la diriges correctamente.

Finalmente, una vez instalada la cámara, se conecta la fuente de alimentación, utilizando el  adaptador de corriente para toma de pared que suelen traer todas las cámaras.

A continuación, las cámaras de cable deberán conectarse al DVR con los cables correspondientes. Para esto se suele usar cables BNC o RCA. Para realizar la operación se conectan los puertos de salida de la cámara a los puertos de entrada del DVR.

Es importante que conectemos las cámaras inalámbricas a los dispositivos que vayamos a utilizar para el seguimiento, para lo cual estas suelen traer un disco de instalación que facilita dicho proceso.

Algunas cámaras disponen de un receptor que se conecta al ordenador mediante USB y otras se conectan por red, por lo que será necesario saber también cuál es su IP.

Finalmente se conecta el monitor al DVR. Esta conexión puede usar cables BNC, RCA, cable coaxial o incluso HDMI para los de mayor calidad, siendo que se pueden instalar tantas cámaras como entradas tenga el DVR. Eso sí, debes fijarte en qué puerto se conecta cada cámara, ya que a la hora de seleccionar la vista de las cámaras necesitaremos conocer cuál es cada una y a qué puerto están conectadas.

Otros consejos útiles para la instalación de cámaras de videovigilancia

  • Por lo general, los kits de vigilancia para viviendas traen los cableados, el DVR y las cámaras necesarias; lo cual resulta mucho más sencillo que adquirir todo por separado, al igual que más económico.
  • Es importante verificar que las conexiones están firmes y que no hay riesgo de desconexión por cualquier movimiento o golpe o intencionado.
  • Debes procurar ocultar todos los cables, bien sea a través de las paredes, mediante regletas o pegados.
  • También debes tener cuidado a la hora de taladrar para no dañar una tubería de agua o una canalización eléctrica.