La consultoría de RRHH vital para las empresas

La consultoría de RRHH vital para las empresas

Debemos saber que las compañías consultoras y asesoras son las que se contratan para una labor como “agentes de cambio “ en las empresas, ya que ayudan a que se transfieran conocimientos know how y aumentan el nivel en cuanto a la capacitación personal.

Este trabajo se ha reconocido como un servicio profesional muy útil que sirve de ayuda a los directivos para identificar los problemas que pueden afectar a sus organizaciones para lograr sus objetivos.

Lo que si es cierto es que la definición que tienen es algo ambigua y terminan siendo consideradas por lo general como asesorías. Todo este desconocimiento hace que a veces las empresas tomen decisiones erráticas, respecto de qué consultoría es la que más pueda convenirles.

Merece también la pena hablar de que las intenciones ahorrativas de las empresas hacen más complicado el contratar una asesoría que realmente merezca la pena.

¿En qué debemos fijarnos?

Algo en lo que hay que focalizar nuestra atención es en la calidad de la empresa que buscamos. Hay asesorías o consultoras que dicen solucionar todo y al final, esas entidades que dicen solucionarlo todo, terminan causando problemas.

Por fortuna, hay empresas que si tienen un buen trabajo y cumplen con lo que se esperada de ellas. Vamos a comentar un poco su esquema de trabajo, que lo ideal es que sea claro.

Primeramente, las consultoras son las que definen los objetivos propios de la consultoría, detectando los problemas que puedan afectar a la eficiencia de la empresa y a partir de ellos lo que hacen es formular las posibles soluciones al respecto.

Después hay que pensar si definen las soluciones que hay que aplicar de forma operativa o únicamente teórica mediante proyectos que pueden variar desde las estrategias de producción, ventas o impartiendo cursos.

No debemos olvidar que tienen además que ser capaces de hacer una previsión sobre las posibles repercusiones culturales y en cuanto a cambios de paradigma que puede ocasionar el camino que se elija en la propia asesoría.

Finalizamos aludiendo a que se suelen aplicar mecanismos que crean las propias compañías y que lo que quiere es ser un plus frente a la competencia existente en el mercado.

Las nuevas tecnologías, un aspecto importante que debemos considerar

Sin lugar a dudas pueden ayudar a que los resultados mejoren de forma evidente. A este respecto, con solo mirar su página web o la posibilidad de investigar más sobre ella y sobre la calidad del servicio, podemos hacernos una idea más aproximada de lo que vamos a encontrarnos.

Abordemos otros consejos de interés en relación con las precauciones que hay deben tomar las empresas que vayan a contratar:

  • Deberás buscas al consultar que más pueda ajustarse a las necesidades, sin que deba impresionarte su prestigio.
  • Puedes pedir ejemplos de otros resultados que hayan obtenido con empresas parecidas para así saber si son de fiar. No solo debes quedarte con la palabra que te de la empresa en cuestión.
  • Una consultoría tienes que saber que necesita tiempo y dinero. Si uno quiere obtener buenos resultados, no presiones con el tiempo y paga el diagnóstico inicial que te hagan.
  • Algo que pueda hacerse es exigir a la consultoría que se pueda especificar cuál es el alcance del proyecto y las actividades y funciones que se asumirán y las que no.
  • No debe uno caer en la tentación de quitar las ideas que le deje el asesor, pues existen mecanismos en lo legal cara a reclamar el capital intelectual.

En nuestro país tenemos grandes e importantes consultoras, caso de Facthum, un Grupo Internacional de Consultoría, que presume de ser de origen español y que tiene una total especialización en el factor humano. Establecida en Madrid, lo que hacen es contar con cuatro divisiones bastante marcadas, de consultoría y de tecnología todo ello aplicado a los Recursos Humanos.

Las consultoras especializadas en este sector tienen un presente y un futuro bastante ilusionantes, pues es algo evidente que los recursos humanos cada vez son un bien más preciado que es indispensable para la buena marcha de la empresa, algo sin duda fundamental para el crecimiento de la misma.

Esperamos que después de todas estas informaciones te haya quedado claro lo útiles que son para las empresas.