La investigación, el desarrollo y la innovación todavía es una materia pendiente para muchas empresas 

La investigación, el desarrollo y la innovación todavía es una materia pendiente para muchas empresas 

La investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) todavía es una materia pendiente en la mayoría de empresas españolas. Y es que a pesar de las ayudas estatales y todos los beneficios económicos que la apuesta por la I+D+i puede hacer en una empresa la inversión en este campo en España está a años luz de otros países. 

Y en este artículo vamos a intentar realizar una aproximación a este término, veremos en qué situación se encuentra en España y algunos ejemplos de éxito de compañías que han apostado por su implementación. 

· Qué es la I+D+i y sus beneficios 

La investigación, el desarrollo y la innovación, conocidos por sus siglas I+D+i, es un concepto relacionado con el avance de la sociedad a través de cada una de las palabras del acrónimo. 

El concepto I+D+i se ha oído mucho en los últimos años y es que conlleva multitud de ventajas, entre las que hay que destacar la mejora de la productividad de las empresas, genera riqueza y empleo y sobre todo, presenta mejoras en la calidad de vida de todos. También permite a muchas compañías destacar frente a la competencia y permite acelerar la creación de nuevos productos. 

· Cifras en España y en otros países 

Sin embargo, a pesar de todas las ventajas que presenta la investigación, el desarrollo y la innovación las cifras de inversión en España todavía están muy lejos de lo que deberían y en comparación con otros países desarrollados. 

Así, según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE) relativos al año 2019 y recogidos por el diario La Vanguardia en un artículo que puedes leer completo pinchando aquí la inversión en I+D+i supuso un 1,25% del Producto Interior Bruto (PIB). Una cifra muy baja si la comparamos con años anteriores, ya que este 1.25% tan solo fue una centésima superior que en 2018 y se encontró muy por debajo de los años anteriores a la crisis económica. Y es que con la crisis las empresas dejaron de invertir considerablemente en este aspecto. 

En otros países la inversión en investigación, desarrollo e innovación es mucho más alta. Hay que destacar los siguientes países y sus cifras respecto al PIB. Israel con un 4,9% es el país que más invierte en relación con su PIB, por supuesto la suma total es más baja que en otros países, pero en porcentaje es el más alto. Detrás de Israel se encuentra en segunda posición mundial Corea del Sur con un 4,5% y el pódium lo completa Suecia con 3.3%. 

· Ejemplos de innovación de éxito en España

Pero a pesar de que la inversión en investigación, desarrollo e innovación en España sea más baja que en otros países hay que destacar que muchas empresas han apostado por el I+D+i y vamos a descubrir algunos ejemplos de éxito. 

Indago Innova es una empresa de ingeniería industrial que ha apostado de lleno por la I+D+i. Así, cuenta con dos grandes proyectos en este campo en colaboración con otras compañías e instituciones. 

Uno de los proyectos en los que está trabajando Indago Innova es el proyecto llamado Stewart que pretende desarrollar una tecnología innovadora que clasifique y ordene residuos de construcción y demolición. Esta clasificación busca el reciclaje de los residuos para reducir el impacto medioambiental y como ventaja competitiva para las empresas que apuesten por este tipo de tecnología. 

Otro proyecto en el que están trabajando desde esta compañía es el campo de la robótica. Así, pretenden desarrollar un robot que realice rehabilitación médica, concretamente terapia de mantenimiento para pacientes afectados por lesiones medulares y accidentes cerebrovasculares. 

Pero estos solo son dos ejemplos de proyectos de innovación en los que se está trabajando en España. Para poner más casos hemos recurrido a un interesante artículo de la revista digital Emprendedores (que puedes leer completo haciendo click aquí) en el que explican 13 proyectos diferentes que buscan dejar huella en la sociedad. Estos proyectos pertenecen a campos diferentes y cada uno tiene un objetivo, pero se puede ver desde el fomento del teletrabajo, la apuesta por los desplazamientos sostenibles con el planeta, la reducción del desperdicio de alimentos, la detección de enfermedades a través de la tecnología o la creación de tejidos a través del reciclaje. 

En definitiva, en España todavía queda camino que recorrer en la investigación, el desarrollo y la innovación, ya que el nivel de inversión en comparación con el PIB es todavía muy bajo. Sin embargo, eso no quiere decir que en nuestro país a día de hoy no se estén realizando proyectos interesantes de I+D+i.