El mundo de las fragancias

El mundo de las  fragancias

Hace dos días que en todos los medios de comunicación ha aparecido una noticia sobre empresas a la que pocos le han dado importancia, “España, cuarto exportador mundial de perfumes”. No solo perfumes franceses o italianos están dando ahora la vuelta al mundo, porque los perfumes españoles cada vez tienen más renombre, incluidas las marcas de equivalencia. Esenssi es una marca de alta perfumería de equivalencia que con sus creaciones ha saltado las fronteras y empieza a ser conocida en el extranjero gracias a su gran calidad.

Todos sabemos que llevar una marca detrás del frasco de perfume agiliza las ventas de mismo, y que esas ventas son aún mayores si el perfume tiene su propio anuncio en televisión, pero además de la promoción y la publicidad, a veces la calidad consigue efectos muy parecidos. Esenssi no lleva una gran firma de moda tras los frascos de sus perfumes pero gracias a la intensidad de sus fragancias ha conseguido que sus perfumes atraviesen fronteras, tanto o más que otras conocidas marcas y, obviamente a mejores precios. Y a ello le ha ayudado el hecho de ser una empresa española, porque sí, España es actualmente un país con reconocimiento en lo que se refiere a perfumería. Nuestras empresas especializadas en este sector tienen gran aceptación a nivel mundial y eso se nota en las ventas.

shutterstock_271969604reducida

Un perfume único para cada cliente

Además, en España, también se está poniendo en marcha una gama de perfumes personalizados que pueden ser todo un “Boom” de ventas según los expertos.

Un olor puede atraer, distraer, enamorar, generar rechazo… pero nunca dejar indiferente. Tal vez por eso están aflorando tiendas de perfumes especializadas donde, tras un análisis de la piel del cliente, y respetando sus gustos, crean un perfume único y especial para él o ella de manera que su fragancia podrá ser su firma, su marca, y nadie podrá ser confundido con esa persona debido al olor que desprende.

Según los expertos, por muy bien vestida, maquillada y peinada que vaya una persona, si te acercas a ella y la hueles, tu cerebro va a reaccionar antes a su olor que a su imagen visual, pues el aroma de una persona impacta más, por eso puede ser tan importante tener un aroma individual único y original.

A través de ese análisis previo y de interpretar ciertos datos que el consumidor ofrece al experto, se elaboran entre tres y cuatro fragancias para que el cliente pueda elegir cual será la suya. Se trata de elaborar un perfil olfativo que dé pistas a los creadores de qué tipo de perfume suele usar o qué personalidad tiene para poder crearle una fragancia acorde con él.

Hasta ahora los perfumes se clasifican entre los aromas frescos o dulzones, los recargados o los sencillos, los fuertes e intensos con los aromas más suaves, pero desde hoy se pueden coger unos toques de aquí y unos toques de allá para crear una fragancia que sea adapte a tu personalidad: arrolladora, tímida, dulce, aventurera… Cada persona tiene su perfume, sólo hay que saber buscarlo o, si no, pedir que te lo fabriquen.