Pequeña tecnología que nos facilita la vida

Pequeña tecnología que nos facilita la vida

Vivimos en un mundo rodeado de tecnología que avanza a pasos exponenciales y en nuestro día a día hay elementos a los que no damos importancia pero que nos facilitan los quehaceres diarios. Algunos de esos inventos tecnológicos a los que no damos importancia pero están ahí son por ejemplo los aparatos de mandos de garaje y de tecnología de fotocélulas como los que se venden en la página web de la tienda MandoBox que pasan desapercibidos pero nos facilitan labores como las de abrir y cerrar puertas o encender y apagar las luces.

¿Qué son las fotocélulas?

Las fotocélulas tienen múltiples utilidades, desde las más comunes y que todos conocemos, como puede ser la utilidad de bloquear las puertas de los garajes cuando estamos pasando para que no se nos cierre y nos provoque el consiguiente daño en el vehículo hasta otros usos más específicos como pueden ser una toma de tiempos en un evento deportivo, y es que las fotocélulas están formadas por un emisor que envía un haz de luz en línea recta que se refleja en un espejo que debemos enfrentar para su correcto funcionamiento. A este haz de luz, cuando tiene un retorno provocado por el espejo, el emisor no envía ninguna señal, mientras que si un elemento, en el caso de una prueba de atletismo, una persona, atraviesa entre el emisor y el espejo, al no tener un rebote el haz de luz, al cortarse, el emisor envía una señal en este caso a un reloj que nos daría una hora de paso concreta y exacta.

En otras competiciones como las relativas al mundo del motor, este sistema se usa habitualmente por partida doble, triple o incluso cientos de veces debido a los diferentes controles que se efectúan a lo largo de la prueba. En el caso de un circuito una fotocélula se situaría en la línea de salida y otras similares en los diferentes puntos intermedios para calcular con exactitud los tiempos, estos datos son enviados telemáticamente desde unos cronógrafos a una unidad de proceso central que con los programas pertinentes nos daría resultados en vivo de cada uno de los puntos de paso gracias a la tecnología del haz de luz.

Como os decimos hay inventos que en nuestro día a día pasan más que desapercibidos como es el caso de la fotocélula pero que usamos varias veces durante la jornada como nos pasa con los mandos. En un día normal usamos múltiples mandos, desde los de garaje, que nos facilitan la labor de entrar y salir de nuestros aparcamientos sin tener que bajarnos del coche a abrir y cerrar la puerta a otros mandos como puede ser el del propio coche, un mando con diferentes utilidades como puede ser la de abrir el maletero, subir o bajar las ventanillas además de las básicas de abrir y cerrar el sistema de cierre centralizado del vehículo. Dentro de los mandos de garaje, tenemos diferentes tipos según nuestras preferencias o las posibilidades que nos de la puerta, tales como cierres o aperturas retardadas, parciales, totales… En fin, un sinfín de posibilidades.

Como podéis ver, no todos los inventos tecnológicos destacan, sino que hay algunos que sin tener demasiado protagonismo, son los que más usamos y los que más nos facilitan la vida diaria.

shutterstock_150427739reducida