Pintar el hogar, literalmente

Pintar el hogar, literalmente

Llega el verano y muchas familias aprovechan las vacaciones para hacer esas tareas que el resto del año van dejando pasar por falta de tiempo. Una de las cosas pendientes que siempre quedan para el verano es pintar la casa: que si las paredes en vez de blancas están ya amarillas, que si hay que renovar los colores, que si los niños mancharon esta o aquella pared, etc. y lo vamos alargando, distanciando en el tiempo. Pero el día llega, como todo, y ya estamos en verano, ya tenemos tiempo libre, y ahora nos damos cuenta de las cosas que tenemos pendientes que son, casi siempre, demasiadas para nuestro gusto.

El primer dilema en plantearnos suele ser el mismo en todos los hogares: ¿pintamos nosotros o llamamos a profesionales? Esta decisión es algo muy personal en la que no voy a entrar, de hecho, es tan personal que ni siquiera entro en la decisión cuando es en mi casa cuando se plantea el problema, normalmente dejo que mi marido decida y así, haga lo que haga, es él quien se lleva el mérito (para bien y para mal). A eso se le llama ser lista, por cierto.

El caso es que como no voy a entrar en lo que decidáis o no hacer os voy a dar opciones en ambos sentidos. Si queréis unos buenos profesionales, económicos y con experiencia, contactad con Mi Pintor, una empresa que lleva años ofreciendo sus servicios y dejando a clientes satisfechos allá a donde van. Todo un acierto en mi opinión. Ahora bien, si lo que queréis es hacer todo por vuestra cuenta, muy al estilo “do it yourself” que tanto se lleva, entonces os recomiendo la tienda online Multipinturas.com, donde podréis encontrar todo lo necesario para pintar vuestro hogar, desde la más amplia gama de pinturas y acabados hasta los materiales más básicos para pintar paredes, y todo a un precio muy ajustado la verdad.

Decidáis lo que decidáis tened en cuenta una cosa: si os acomodáis y os ponéis en plan “vagos” a pensar que no tenéis ningunas ganas de volver a pintar la casa pensad que si no lo hacéis ahora la tarea os acompañará hasta las próximas vacaciones  donde, seguramente, tendréis más cosas acumuladas y así, pasito a pasito, al final llenaréis un pergamino interminable con la lista de quehaceres veraniegos. Mi consejo es que cojáis el toro por los cuernos y os pongáis manos a la obra cuanto antes. Si empezáis pronto acabaréis pronto y así evitaréis males mayores. Además, os hemos dado a los mejores especialistas del sector así que mucha excusa yo no tenéis ¿verdad?

shutterstock_450921127reducida