Tu vida postcovid en casa

Tu vida postcovid en casa

El covid nos ha cambiado a todos la vida. Y ya no nos referimos a que hora tenemos que ir con mascarilla o que tenemos que vivir con unas medidas de seguridad e higiene. Hoy nos queremos centrar en algo que es muy duro de vivir, la vida post covid. Todo el mundo cuando se entera de que has tenido la enfermedad se preocupa por ti, te manda mensajes. ¿qué tal estás? Es lo mínimo que se te puede preguntar. Pero es cierto que cuando la enfermedad se complica y acabas hospitalizado es un problema muy gordo.

Y es que han sido muchas las personas que han pasado por el hospital, y por suerte, viven para contarlo. Pero es cierto que la vida comienza después de salir del hospital. Son muchas las personas que tienen muchas secuelas y que necesitan apoyarse en nuevas cosas. Lo primero es poder tener una familia en la que poder apoyarte, pero también vas a necesitar una serie de comodidades para tu casa. Existen multitud de limitaciones que la edad u otras circunstancias, como en este caso el coronavirus, van generando en nosotros y que nos dificultan progresivamente la realización de nuestras actividades cotidianas y de ocio.

Cama articulada

El maldito virus ha dejado postradas a muchas personas en la cama. Esto ha provocado que hayan perdido movilidad y que necesitan de rehabilitación. Por eso, en casa está muy bien contar con una cama articulada.  Por ejemplo una cama de carro elevador con barandillas abatibles, cabecero, piecero y colchón. Una que pueda soportar por un peso máximo de 13 kilos. Se trata de una cama completamente eléctrica en la que podemos realizar todas las funciones con el mando: levantar espalda, piernas y elevar la cama en altura. La cama dispone de cuatro ruedas y sus respectivos frenos para poder moverla de forma fácil y segura. Para este tipo de cama existen dos medidas de ancho: 90cm y 105cm, el largo siempre será de 190cm. Estas camas no suelen caras ya que no hace falta comprarlas, como apuntan desde Cuidaria la puedes conseguir por 88 euros al mes.

Grúas

Si la enfermedad ha dejado a nuestra persona peor de lo que pensamos, habrá que pensar en contar con una grúa. Por ejemplo, una de las grúas más compactas del mercado con un ancho de 56cm y un largo de 100cm, de la que soporta un peso máximo de 150KG. Hay una gran variedad de una amplia gama de arneses incluso para personas con las piernas amputadas, y es que las secuelas del covid son muy grandes en algunas personas.

Cojín de gel de silicona

También puede ser muy útil un cojín de flotación que distribuye de forma uniforme el peso para aliviar la presión continuada en los puntos de apoyo, minimizando el riesgo de úlceras por presión. Las mejores son las que llevan una funda de poliuretano antideslizante.

Sobrecolchón antiescaras

Desgraciadamente los enfermos de Covid tienen que pasar muchas horas en la cama, por eso hay que cuidar. El compresor regula la presión en las células dentro de unos márgenes amplios y las células se hinchan alternativamente dentro de un ciclo repetitivo. Es una buena forma de prevenir úlceras por presión de forma económica tanto en casa como en instituciones.

Elevador para inodoro

Para los enfermos de coronavirus, una de las peores secuelas es la de ir al baño. Un momento complicado y complejo. Por eso, se puede adquirir para casa un elevador para inodoro. Es un invento que es genial para la entrada y salida de WC. Y viene muy bien para las personas con problemas de movilidad, especialmente artrosis o prótesis de cadera. Existen múltiples opciones, como la de distintas alturas o altura regulable, distintas consistencias, tapa incluida si lo prefieres, apoyabrazos incluidos y distintos sistemas de sujeción al wc.

Silla ducha

Este invento permite sentarse cómoda y seguramente en un lugar húmedo y resbaladizo como es la ducha. Además permiten ducharse con mayor libertad y libertad de movimientos. Facilita la limpieza de zonas difíciles como los pies. Y tiene una amplia gama de posibilidades: con respaldo, con reposabrazos, gama de colores y diseños, forma de U para facilitar la higiene zona íntima.

Ya has visto que en el mercado hay muchas posibilidades para hacer la vida más sencilla a estas personas que han tenido secuelas del covid y que necesitan toda la ayuda del mundo. Entre todos podemos salir adelante y hacer olvidar el maldito bicho que ha arruinado a muchas familias.