El juego infantil que genera energía

El juego infantil que genera energía

Así es, un reciente invento permite generar energía mientras saltas a la comba, se trata de introducir así hábitos sustentables entre los más pequeños.

En casa a mis hijas les encantaba el juego de saltar a la comba, suelen salirse al jardín a jugar y se pasan horas cantando y saltando.

Aunque estas son cuerdas fabricadas con materiales de alta calidad, no son tan eficientes como para producir energía. Se las suelo comprar en Cuerdas Valero, una tienda en la que tienen un amplio suministro de todo tipo de cordelería.

En cuanto me enteré de este original invento no paré hasta dar con un par de cuerdas luminosas. Y es que así se las conoce con su nombre anglosajón, las Jumping Ligthing, la verdad es que tienen un nombre genial y sabía que mis hijas se iban a volver locas con estas combo-linternas.

Además, era una forma muy interesante, y a través del juego, de enseñarles en Educación Ambiental, algo que trataba de inculcarles siempre en cada pequeño detalle, desde explicarles la forma de reciclar a reutilizar y donar los juguetes que ya no usan.

En qué consisten las Jumping Lighting

Estas originales combas con capacidad para generar energía, son iguales que las que se usan para saltar con la diferencia de que estas se iluminan constantemente.

Al saltar a la cuerda se genera energía cinética que permite prender una linterna que viene incorporada a la cuerda. Es un gran invento, ya que mientras los niños juegan están recargando la lámpara LED que contiene la cuerda. Esta puede ser utilizada para reducir el consumo de energía eléctrica para proveerles a quienes no tienen la posibilidad de acceder a ella.

El producto fue creado por la empresa “Yanko Design” con la idea de ayudar a muchas personas a lo largo del mundo que han perdido sus hogares por los desastres naturales y que se han quedado sin luz y calor. Esta invención es una forma de ayudar y brindar la oportunidad a aquellos que por desafortunadas circunstancias se han quedado sin ella.

Por otra parte, es extraordinario ver como la actividad de saltar a la cuerda genera energía cinética suficiente como para dar luz durante toda la noche. Se puede ver la cantidad de energía de carga mediante el símbolo en forma de rayo que hay en el mango. Cuando ese rayo está lleno, se le envía la energía a las lámparas de LED que están dentro de la cuerda.

Después de una gran búsqueda conseguí dar con una cuerda Jumping Lighting, muchas de las amigas de mis hijas venían a saltar a la “comba-luz”, como ellas la llamaban.
Les encantaba la idea de ser ellas las que hacían que la comba se encendiera con sus saltos, y es que además de enseñarlos sobre cuidado al medio ambiente, también se mantenían en forma, porque se tiraban horas saltando, sobre todo cuando empezaba a anochecer.

Hasta ahorramos algo en electricidad de tanto que saltaban.