Cuando el talento no llega para expresarse

Cuando el talento no llega para expresarse

Tengo un concesionario de coches de segunda mano y necesitaba un redactor para que le diese vida a mi blog con curiosidades del motor. La agencia que me hizo el diseño de la web, me dio una serie de consejos para posicionar bien la página y era fundamental escribir con cierta regularidad.

Buscaba que mi concesionario fuera una fuente inagotable de noticias también en el mundo digital para todos los amantes de los coches con unos añitos. Para ello necesitaba uno tiempo para escribir y un talento del que yo carezco a la hora de expresarme.

Una necesidad creativa

Necesitaba una solución para esto y no veía la forma de llevarlo a cabo. Además, es lo típico, que si preguntas pensarán que no eres capaz de escribir ni sobre lo que sabes. Realmente podría decir 100.000 cosas, pero no se me da bien escribirlas, por lo que era necesario contar con un redactor que hiciese este trabajo bien.

Me puse a buscar sitios en la red que pudieran hacer este trabajo y puse algo tan simple como escritores por encargo y salió escritorporencargo.es. De repente se me iluminaron los ojos cuando vi que podían escribir por mí. El precio me pareció ajustado y mandé un correo electrónico expresando mis dudas y si podían ayudarme con el tema.

La respuesta fue al día siguiente (era de noche) y me dijeron que sin ningún problema me echarían una mano con ello. Serían 5 artículos semanales, de lunes a viernes. Les di una serie de palabras clave y me echaron una mano. Ahora sí que tenía la página como de verdad pensaba.

Yo les daba los temas y ellos escribían como si fuese yo. Me dijeron que a esto se le llama “Ghostwriter”, escritor fantasma significa. Me hizo gracia, si uno lo mira bien, es como si alguien tomara tu personalidad y escribiese por ti sin que lo hagas.

Lo cierto es que es un trabajo curioso, pero necesario. No todo el mundo tiene talento como para escribir de forma adecuada. En su web pude ver que también escriben discursos, cuentos, artículos para todo tipo de empresas. Una especie de talento en la sombra que mediante pago puede hacer que cualquiera pueda escribir con maestría.

A día de hoy sigo recurriendo a sus servicios y espero que, a mediados de 2017, les encargue que me revisen todos los textos de la web que ya va siendo hora.

Internet no deja de sorprenderme. Barruntaba que podía haber servicios de redactores, pero nunca había caído en esto de los escritores fantasma, una profesión en la sombra que supongo siempre ha existido, pero que con la llegada de Internet es más público de lo que pensaba.

Así que ya sabéis, si necesitáis que alguien escriba por vosotros, un escritor en la sombra os puede ser útil. En mi caso lo hace perfectamente y como él me dice, cada vez controla más de coches y como siga así hasta cambia de trabajo. Pedid, eso sí, que tenga experiencia, algo fundamental como es lógico.