Cómo elegir el Servicio de Lavandería Adecuado para Nuestro Negocio

Cómo elegir el Servicio de Lavandería Adecuado para Nuestro Negocio

Sectores como son el de la Hostelería, Colegios, Restaurantes, Hospitales o Guarderías entre otros, en muchas ocasiones necesitan externalizar determinados servicios como el de lavandería ya que, a la larga, esto supone más eficiencia y menor gasto. Ahora bien, dependiendo de nuestro tipo particular de negocio unos servicios de lavandería serán más adecuados que otros. En Lavatur distinguen las diferentes opciones que tenemos como negocio a la hora de contratar los servicios de un proveedor que nos ofrezca maquinaria de lavandería de autoservicio.

Disponen de una gran variedad de lavadoras y secadoras industriales para lavanderías, lavadoras de monedas, lavadoras profesionales con más de 10 kg de capacidad, así como equipos complementarios, accesorios y todo lo que sea necesario para conseguir el mejor servicio posible.

También ofrecen la opción de máquinas con un sistema de pago (OPL). Tan simple como facturar una cuota mensual y olvidarse de cualquier otro gasto imprevisto.

Una vez que conozcamos los diferentes aspectos que influyen en conseguir un sistema de lavandería industrial efectivo podremos realizar una elección mucho más acertada sobre el tipo de servicio que más nos conviene.

Sistemas de Lavandería para Hoteles

Puede que el sector donde disponer de este servicio se haga más relevante sea el sector hotelero. Está claro que habrá que definir claramente con anterioridad las necesidades de producción que tendrá la lavandería para así valorar el sistema que más nos conviene.

Características como el tipo de consumo, posibilidades de programación, facilidad de uso o mantenimiento nos ayudarán a tomar la decisión más acertada.

Por otro lado, una vez que tenemos claro el volumen de ropa que procesará nuestro establecimiento, será más sencillo dar con las máquinas adecuadas a las necesidades específicas.

De nuestras decisiones en esta fase de contratación del servicio depende de que consigamos un sistema más o menos eficiente.

Y es que, los sistemas de lavandería indutrial han ido evolucionando con el tiempo y cada vez son sistemas más eficientes en lo que a consumo energético se refiere, tienen sistemas de programación y flexibilidad de los procesos dependiendo del tipo de lavado.

Elegir una maquinaria u otra puede suponer un ahorro importante en la partida de recursos y esto supone la posibilidad de recuperar gran parte de lo que hemos invertido en este gasto.

Por ello, cuando elegimos nuestra maquinaria de lavandería debemos de considerar las caracterísitcas de programación de las que disponene estas máquinas.

No es lo mismo lavar unas piezas de tejido que otras, así ajustaremos el consumo de agua, energía o detergente en función de el producto que queramos lavar. Así conseguiremos aprovechar mucho más los recursos de que disponemos y una mayor calidad.

Debemos de asegurarnos también de que las máquinas cumplen con los requisitos fundamentales de seguridad, ergonomía y faciliadad de uso. Tienen que estar pensadas para que no haya problemas de seguridad para quienes las estén manejando.

Otro aspecto a tener en cuenta es el espacio del que disponemos, así que las dimensiones y el diseño también son facotres a tener en cuenta. La idea es aprovechar al máximo del espacio del que dispongamos para maximizar la productividad y garantizar la limpieza e higine del textil procesado.

Si no calculamos bien estas medidas puede resultar en la acumulación de ropa. Esto puede ocurrir si por ejemplo creamos una zona de lavado con mucha más capacidad que la de secado, porque tendremos que dejar pilas de ropa mojada esperando a ser secadas y planchadas.

En este sentido, en la medida que evitemos cruces de ropa limpia y ropa sucia mejor. La ropa sucia que nos vaya entrando no puede estar cerca de la zona de secado, en la que suele encontrarse apilada ya la ropa limpia. Con ello cuanto menos contacto exista entre las zonas de lavado y secado mucho mejor.

Todos estos trucos nos ayudarán a ser más efectivos a la hora de elegir la maquinaria más adecuada para nuestro negocio.

Por ello, conviene realizar una evaluación pormenorizada de todos los puntos señalados y adquirir la maquinaria más adecuada.

En caso de no disponer del espacio para conseguir un sistema efectivo, siempre podemos valorar otras opciones, teniendo en cuenta que buscamos esa relación calidad-precio en nuestro servicio.