El alquiler de vehículos, de moda en España

El alquiler de vehículos, de moda en España

Cuando se trata de analizar lo que ocurre en el sector automovilístico, tendemos a usar las cifras relativas a la producción o a la matriculación de vehículos como las más importantes dentro de este sector. Está claro que esas cifras tienen una cierta relevancia para todas las empresas que se encuentran especializadas en este sector, pero, ¿por qué no tenemos en cuenta otra serie de datos? Las cifras que indican cuál es el alquiler de vehículos también pueden resultarnos de una gran utilidad para entender qué está pasando en el sector. No podemos obviarlas.

Y es que el alquiler de vehículos se encuentra en uno de los momentos más álgidos de su historia. Muchas personas han pasado de comprar un vehículo, algo que normalmente condiciona su economía a corto, medio y largo plazo, a alquilarlo para las ocasiones en las que realmente los necesitan. El ahorro que obtienen con ello es bastante considerable. Muchas personas ya han adaptado esta estrategia en los últimos años, especialmente en aquellos momentos en los que la crisis económica ha sido mayor.

En España son muchas las ciudades en las que se han hecho habituales los alquileres de, por ejemplo, coches. Según un artículo publicado en eldiario.es, las cuatro ciudades españolas en las que más coches se alquilan son Madrid, Barcelona, Palma de Mallorca y Málaga. Seguro que, si muchos de los que estáis leyendo estas líneas sois de allí o soléis visitar dichas ciudades, sabéis perfectamente de lo que estamos hablando. En estos lugares, el alquiler de vehículos está a la orden del día y no parece que sus habitantes estén muy interesados en dejarlo de lado.

Pero no son solo coches los vehículos que se alquilan en los tiempos que corren. A muchos y muchas os sorprendería saber que otro de los vehículos que más se alquilan son las caravanas. En este caso, y al contrario de lo que sucede con los coches, es más habitual el alquiler que la compra, especialmente porque las caravanas sí que son de un uso bastante más concreto y que solo suele aparecer durante la primavera o el verano. En cualquier caso, lo importante es que este tipo de vehículos siguen siendo utilizados. Y cada vez más familias confían en ellos.

La utilidad y la comodidad de la caravana se entiende una vez que salimos de viaje con la familia o los amigos. El alquiler de uno de estos vehículos supone un ahorro importante en alojamientos y permite que organizar un viaje sea mucho más sencillo. Un artículo publicado en el diario Expansión informaba de que el gasto que supone alquilar uno de estos aparatos oscila entre los 100 y los 170 euros. Ahora, pongámonos a comparar: ¿cuánto costaría reservar tres o cuatro noches de hotel en diferentes ciudades?

Las empresas que se encuentran especializadas en el sector del automóvil vienen destacando en los últimos años que cada vez es más habitual el alquiler de vehículos en lugar de su compra. Esto es cada día más visible en diferentes ciudades españolas y para muestra un botón: los profesionales de Car Rent Milladoiro, expertos en el alquiler de coches en Santiago de Compostela nos han comentado que, en lo que tiene que ver con Galicia, el número de personas que deciden alquilar un vehículo es bastante parecido al de personas que optan por comprar. Los turistas son, con diferencia, los que más alquilan.

Los jóvenes también se animan a alquilar

Otra de las características inherentes al alquiler de vehículos en España es que el público que normalmente está interesado en ello es bastante joven. Esto responde a una serie de datos: los jóvenes españoles no suelen tener una capacidad económica suficiente como para comprar un vehículos propio y, además, alquilan para hacer planes en grupo (sobre todo en lo que respecta a las caravanas). El segundo grupo de población que más tira de este tipo de contrataciones es el que tiene a los turistas como principales protagonistas.

El público objetivo del sector del automóvil está cambiando en los últimos años y ya son muchas las empresas que han tenido esto en consideración para tratar de adaptarse a las nuevas necesidades de ese público. Desde luego, el alquiler de vehículos juega y jugará una parte muy importante en ese nuevo escenario y no cabe la menor duda de que cada vez van a ser más las personas que demanden este tipo de contratación. Lo estamos viendo en muchas ciudades y lo seguiremos viendo en otras muchas más.