El posicionamiento en buscadores, una herramienta comercial imprescindible

El posicionamiento en buscadores, una herramienta comercial imprescindible

Da lo mismo que tu nueva empresa parta de la idea más original del mercado. Que tus productos y servicios no tengan parangón frente al resto de competidores. Que tus dependientes posean modales de colegio de pago británico. Por muy buena que sea, hoy en día, si una empresa no cuenta con los recursos y soluciones informáticas que pueden proveer compañías especializadas como E-ingenia, su balance comercial tendrá más pena que gloria. Estarán contados sus días de supervivencia en esta piscina de tiburones que es el mercado, con los ojos inyectados en sangre a causa del hambre de la crisis económica.

Businessman With The Notebook 2En primer lugar, la página web corporativa supone un escaparate abierto de la empresa para el resto del mundo. De este modo, si el escaparate de una tienda tradicional no puede estar manga por hombro, sucio y desordenado, tampoco lo estará la web de la entidad. Ésta, en resumen, debe transmitir con exactitud y con elegancia estética la misión de la empresa. Cuáles son sus razones de existir, qué ofrece, en qué condiciones lo ofrece, cuánto cuesta lo que ofrece y, por supuesto, cómo puedo adquirirlo apenas con un clic más de ratón. Así pues, la navegación por la página web debe ser limpia y rápida. Los expertos manejan aquí conceptos como la intuitividad –que el cliente no pierda tiempo ni gaste energía buscando aquello que quiere encontrar y que, por tanto, no desista y abandone la página- y la usabilidad –que todos los elementos que componen la web sean prácticos y funcionen a la perfección-. Que el internauta la pueda realizar casi con el piloto automático encendido para que, en un momento dado, encuentre de un vistazo aquello que busca y, sobre todo que deseará irremediablemente adquirir, sin distracciones superfluas –que estarían provocadas bien por una disposición confusa de los elementos de la página web, bien un exceso de ornamentación innecesaria-.

Ahora bien. Tenemos la página dispuesta. Fácil de usar y decorada como es debido. Pero se halla perdida en ese mar de cosas interesantes, basura y sabe Dios que más que es la red de redes. ¿Cómo hacer entonces para que el internauta despreocupado pase por delante de este escaparate virtual de la tienda? Un recurso perfecto es el posicionamiento SEO. El posicionamiento SEO es, en cierta manera, el equivalente a anunciar la tienda en el periódico. Pero no es, en cambio, un anuncio que se ponga al azar en cualquier periódico remoto, sino que va directo a los buscadores más importantes de la red de redes –google, bing, yahoo,…-, a disposición de absolutamente todo ciudadano con conexión a internet. Y es que el posicionamiento SEO permite que, por medio de la introducción en la estructura y el contenido de la página de unos elementos y unas palabras clave, la web aparezca en las primeras posiciones del buscador cuando el usuario introduce en él términos relacionados con la actividad económica de la empresa. De nuevo, no es una operación que se realice al buen tuntún con el objetivo de engrosar sin ton ni son las visitas a la página. No. La finalidad de este proceso es conseguir visitantes, hacer que se detengan en la página interesados en aquello que aparece en ella y, por último, que los compren o contraten.

Son dos las metodologías que se siguen para ello. En primer lugar, está el posicionamiento interno. Esto se refiere a asuntos como la creación de contenidos de calidad –un blog con asuntos atractivos y siempre en relación directa con la naturaleza de la empresa-, realizar de forma correcta el etiquetado de la web, cuidar la url de la página con palabras clave, enlazar internamente las páginas de nuestro sitio de manera ordenada y clara y otras muchas cuestiones técnicas. En segundo lugar se halla el posicionamiento externo, que por su parte se refiere a herramientas como el intercambio de contenido con otras webs, conseguir que éstas agreguen enlaces de tu página entre sus contenidos, desarrollar una presencia importante y de prestigio en foros afines a la actividad de la compañía y desarrollar una cuidada estrategia de márquetin y posicionamiento en las redes sociales –facebook, twitter, instagram, tuenti, google +,…-. Según indican los expertos de E—ingenia, una buena campaña de márquetin online, llevada a cabo por profesionales contrastados, garantiza oportunidades de aumentar el reconocimiento de la empresa ganando visibilidad y futuros clientes, mejorar posicionamiento de la página web corporativa, fidelizar a los clientes generando feedback con sus opiniones positivas acerca de la empresa, establecer una imagen de marca acorde a las aspiraciones fijadas, fidelizar las relaciones con clientes y usuarios relevantes que, a su vez, ayuden a difundir esta imagen de marca positiva –es decir, publicidad gratuita y de calidad-, desarrollar una red de clientes que permita por su parte corregir disfunciones existentes en el funcionamiento o el servicio del negocio, acceder a nuevos nichos de mercado hasta ahora desconocidos y precisar con mayor detalle las necesidades que corresponden a los mismos.

Deja una respuesta