España, un país especialista en la donación de óvulos

España, un país especialista en la donación de óvulos

Uno de los momentos más duros en la vida de una persona es aquel en el que se entera de que no puede tener hijos. Este, que es el sueño de miles y miles de personas en todo el mundo, se torna entonces en una pesadilla de la que es bastante complicado salir y que da comienzo, por regla general, a una etapa de la vida bastante deprimente y en la que la persona afectada se suele preguntar bastantes cosas que hasta entonces considerada básicas en su vida.

Dicen que la esperanza es lo último que se pierde y esa cuestión puede ser extrapolada al tema del que venimos hablando. Por suerte, hay un buen manojo de posibilidades para tratar de lidiar con esta situación. Una de ellas es la de ponerse en manos de los mejores profesionales en el asunto. La especialización en fertilidad (masculina o femenina) es una bendición que ha caído del cielo para miles y miles de personas que han encontrado de este modo una manera de agarrarse a ese sueño que es el de tener hijos o hijas.

La especialización es un elemento fundamental en este campo puesto que nos permite tratar un tema tan delicado de una manera mucho más personalizada. Pero aquí entra en juego otro aspecto que es muy necesario y que jamás podemos olvidarnos de tener en cuenta. No es otro que el de, en lo que respecta a las mujeres, la donación de óvulos. Sin esa donación, el trabajo de todos los especialistas resulta en vano. Solo desde todos y cada uno de los estamentos de la sociedad se puede contribuir a que todos estos problemas puedan ser resueltos.

Afortunadamente, en España no tenemos problema para cumplir con este propósito. El motivo es que tenemos una ingente cantidad de donantes, de lo cual se han hecho eco en numerosas ocasiones los medios de comunicación. Un artículo del diario ABC informaba de que el 40% de las donaciones de óvulos que se producen en Europa tiene lugar en España, un dato que desde luego es suficiente como para sentirse de lo más orgulloso de nuestras mujeres. Y es que España ha demostrado ser un ejemplo de solidaridad en este asunto.

Una cosa lleva a otra, y el hecho de que haya tantas donantes permite que exista, a su vez, un buen número de empresas que se encuentran especializadas en esta materia. Una de las regiones en la que esto es más habitual dentro de nuestro país es Cataluña, que según un artículo del diario La Vanguardia, vio ascender número de donantes en torno a un 80% en el último lustro. La verdad es que esta es uns de las mejores noticias que se puede leer en la prensa en la actualidad y explica que sea esta región en la que más han crecido las empresas dedicadas a tratar la donación de óvulos.

La especialización en lo relativo a la donación de óvulos ha crecido una barbaridad en los últimos años y en España hemos sido pioneros en ello a causa de alto número de donantes que existe. Eso es precisamente lo que nos han comentado desde Ivi Dona, una de las entidades que se dedican a tratar este tipo de asuntos y una testigo de cómo hay muchas mujeres que se están volcando con esta cuestión de un tiempo a esta parte. Gracias a la conciencia que hay en nuestro país en todo lo que tiene que ver con este tema, podemos decir que somos una referencia en lo que tiene que ver la donación de óvulos a nivel profesional.

Una necesidad de futuro

No nos cabe la menor duda de que contando con la nómina de especialistas de la que este país puede presumir, vamos a seguir dándole esperanzas a miles y miles de mujeres que cada año ven truncado ese sueño de ser madres. La verdad es que esa esperanza vale mucho y es algo a lo que se agarran tantas mujeres cada año. Enfrentarse a una situación así no es en absoluto sencillo y precisamente por eso es imprescindible que haya personas capaces de saber cómo resolver un problema de una dimensión tan grande.

En el futuro, por desgracia, van a seguir siendo muchas las mujeres que tengan problemas a la hora de concebir. Hay que tener en cuenta que cada vez se tienen hijos más tarde y que eso afecta a las posibilidades que una mujer tiene para ser madre. Y afecta de un modo mucho más importante de lo que solemos pensar. Que todas esas mujeres tengan la posibilidad de tener hijos es sinónimo de humanidad. Ofrecer la posibilidad de cultivar vida en su interior es el mejor regalo que se les puede hacer. Ese regalo es el de la donación de óvulos. Y España es un lugar indicado para ello.