Invertir en tecnología refuerza las posibilidades de éxito

Invertir en tecnología refuerza las posibilidades de éxito

Hoy en día prácticamente todas las familias cuentan con algún medio de transporte que les facilita sus viajes de ida y vuelta al trabajo o su movilidad en general. Aunque el medio más utilizado suele ser el coche, cada vez hay más personas que confían en un medio como la moto, mucho más pequeño, igual de rápido y más fácil de aparcar.

No obstante, un elemento como la moto tiene desventajas, entre las que se sitúa una mayor facilidad para salir peor parado en un accidente debido a su exposición. Hay que ponerle solución a este tipo de peligros y para ello es necesaria la fabricación de un chasis que sea resistente y que tenga aquellas características que puedan proteger al piloto en caso de que sufra algún problema. Para la elaboración de ese chasis, normalmente fabricado con chapa, hay que contar con las mejores herramientas posibles.

A eso nos dedicamos en nuestra empresa. Hace tres años, un par de conocidos y yo decidimos asociarnos y fundar una entidad dedicada a la elaboración de los mejores chasis para motocicletas. Sabíamos que era un trabajo complicado, para el que hacían falta muchas manos y que tendríamos que elaborar con mucha precisión.

Una precisión para la que es necesario contar con la ayuda que proporcionan las mejores máquinas de corte de chapa del mercado. Todos los socios estábamos de acuerdo en que era necesario hacernos con elementos como estos puesto que las máquinas de corte con las que solíamos operar nos daban bastantes problemas durante las ocasiones en las que no se atascaban o gripaban.

Estaba claro que si queríamos que nuestra empresa tuviera futuro necesitábamos una inversión en tecnología en un plazo de tiempo muy reducido. Nuestra producción era cada vez menor y la presencia de nuestros productos en el mercado, evidentemente, nos dejaba en evidencia. Para salir del atolladero tendríamos que comenzar a buscar esas empresas que nos permitieran acceder a las mejores máquinas de corte de chapa.

La suerte decidió sonreírnos porque, en apenas un par de días, encontramos Tecoi. Se trataba de una compañía especializada en corte y tratamiento de chapa. Contaban con máquinas con la última tecnología y no teníamos la menor duda de que iban a facilitarnos el trabajo sobremanera. La inversión que necesitábamos realizar para hacernos con alguna de ellas merecía la pena y, desde luego, abría una nueva etapa para la empresa. Una etapa que necesitábamos urgentemente que fuera diferente a la anterior.

Haciendo real el tan esperado cambio

Suele escucharse en grupos de economistas y empresarios que la inversión en tecnología es una apuesta segura. Nosotros hemos comprobado el porqué de dicha afirmación. Y es que la máquina para el corte de chapa ha marcado un antes y un después en nuestra fábrica. Una precisión milimétrica, una fiabilidad superlativa y un manejo cómodo y sencillo caracterizan a la máquina Thor que hemos adquirido gracias a Tecoi.

Las consecuencias de trabajar con ella han sido más que evidentes tanto en lo referente a nuestros trabajadores como en lo que guarda relación con la producción. Los primeros pueden desempeñar su labor con mayor agilidad y precisión. Esto implica que, en segundo lugar, la producción aumente y se hayan conseguido superar todos esos déficits de chasis producidos por nuestra compañía.

Un cambio tan radical ha tenido también consecuencias económicas positivas porque, de la mano del aumento de la producción, se ha producido un aumento en las ventas y por tanto también en los beneficios. Tanto es así que la inversión realizada para comprar la Thor ya ha sido rentabilizada por completo.

Estamos consiguiendo unos números más que esperanzadores y es momento para continuar ejerciendo nuestra actividad del modo en el que lo venimos haciendo: con pasión, con tesón y sabiendo que, en definitiva, seguimos prestando un servicio necesario para la sociedad: el de la protección para los motoristas.