La explicación científica a por qué no podemos orinar en las piscinas

La explicación científica a por qué no podemos orinar en las piscinas

Toda la vida nuestros padres nos han enseñado que no hay que orinarse en la piscina, pero nunca nos explicaron por qué es malo y entonces, a falta de información y de pruebas contundentes de lo nocivo del asunto, muchas personas al crecer lo comenzaron  hacer, incluso, existen la leyenda urbana de que los nadadores suelen orinar en las piscinas.

Por eso, hemos elaborado este artículo con al ayuda del equipo de Mantenimiento de Piscinas Madrid  para explicarte con base científica por qué es nocivo orinar en las piscinas y algunos otros datos curiosos sobre el tema. Sigue leyendo.

La norma que todos pasan por alto

Como dijimos anteriormente, la norma que suele leerse en los carteles de las piscinas y que reza “prohibido orinar en la piscina” no detiene a la gran mayoría de hacerlo, ya sea por cometer la fechoría, por comodidad o porque piensan que en verdad no tiene ningún efecto nocivo.

Por ejemplo, la leyenda urbana que dice que los nadadores orinan dentro de las piscinas ha sido confirmada por la ciencia. Esto después de que la Universidad de Alberta, en Canadá, realizara un estudio en varias piscinas y jacuzzis y encontrara que la gente hace pis en el agua.

Para lograrlo, los científicos Lindsay K. Jmaiff Blackstock, Wei Wang, Sai Vemula, Benjamin T. Jaeger y Xing-Fang Li utilizaron los niveles del edulcorante artificial E-950, acesulfamo potásico (ACE), en el agua para comprobar la cantidad de orina que se encontraba en las piscinas. Dicha sustancia funciona como un edulcorante artificial que se expulsa a través de la orina, lo que hace que sea fácil identificarlo en contacto con el agua.

De hecho, este estudio también permitió medir cuanta orina se encontraba presente en las piscinas y jacuzzis que formaron parte de la prueba. Así, se tenían 21 piscinas y ocho bañeras, 12 instalaciones recreativas, tres hoteles y una piscina privada, en las que se encontró lo siguiente:

  • En dos de las piscinas públicas se habían acumulado 75 litros de orina en la piscina más grande (de 840.000 litros) y 30 litros en la más pequeña (de 420.000 litros).
  • El nivel de orina en los jacuzzis triplicaba el encontrado en las piscinas.

Y esto solo en un periodo de estudio de 3 semanas.

¿Por qué es nocivo orinar en la piscina?

Este acto, como vemos muy practicado, de orinar en la piscina en verdad trae efectos negativos para la salud de los que se bañen en ella, los cuales te explicaremos a continuación.

Estudios realizados sobre el tema aseguran que el ácido úrico contenido en la orina, al entrar en contacto con el cloro de la piscina, puede dar lugar al cloruro de cianógeno y tricloramina o tricloruro de nitrógeno, unos compuestos químicos volátiles que en ciertas concentraciones son tóxicos. Así, cuando una persona entra en contacto con dichos fluidos, pueden sufrir de problemas respiratorios, del corazón, en el sistema nervioso o enfermedades crónicas.

Pero, no solo debería preocuparnos la orina, y es que algunos de estos contaminantes que causan las enfermedades antes mencionadas también provienen del sudor, el cual también contiene urea, por ejemplo, en el cuerpo de los nadadores profesionales.

¿Cómo se puede atacar el problema?

Desde hace unos años, gracias a la industria del cine y ciertos avisos alrededor de algunas piscinas, muchos piensan que se ha comenzado a implementar un compuesto que al orinar en la piscina pinta tu pis de un color azul muy vistoso y que te hace quedar en evidencia frente a todos al verse desde todos los puntos de la piscina. Sin embargo, aunque esto podría parar definitivamente el mal habito de orinar en las piscinas, esta muy lejos de ser más que ficción.

Por desgracia, el tinte para piscinas que cambia de color con la orina en verdad no existe y no parecen existir alternativas al cloro que puedan desinfectar el agua de la piscina y evitar la exposición de las personas a los químicos que dañan la salud.

Entonces, aunque es una buena idea seguir pretendiendo que este tinte existe y funciona para escarmentar a algunos de los que se quieren saltar las normas, habría que hace mucho más para detenerlos a todos.

Hay que asumir que es algo muy complicado de monitorizar y que es decisión de cada persona cumplir con esta norma y utilizar los baños habilitados en el área, pensando que, al final de cuentas, este pequeño desliz puede traer muchas afecciones a la salud de todos en la piscina, incluyendo a sus amigos y familiares, y a ellos mismos, por lo que es una medida que se toma en pro del bienestar de todos.