Las diferentes “especialidades” en odontología

Las diferentes “especialidades” en odontología

En España la obtención del Grado o Título de Odontólogo faculta a su poseedor para poder ejercer todas y cada una de las áreas de la odontología, sin ninguna exclusión, ya que en la actualidad no existe ninguna especialidad reconocida expresamente por la ley, lo que sí existe son másteres oficiales y títulos propios que están orientados y que constituyen un valor añadido a la formación.

España, junto con Luxemburgo y Malta, son los únicos países de la Unión Europea que no reconocen las especialidades de forma oficial, por ejemplo, el dolor orofacial es una especialidad que ya existe en cinco países, por lo que solo es cuestión de tiempo que las especialidades odontológicas se instauren, ya que los avances científicos cada día son mayores y es prácticamente imposible que un solo profesional domine todos los campos de la profesión. 

 Por lo tanto, en odontología más que especialidades estamos hablando de disciplinas, de las que hay doce diferentes. De ahí nace Dentistas Coe, que es el Círculo de odontólogos y estomatólogos de España y que han formado una alianza de profesionales colegiados que ha aunado a los mejores profesionales del sector para ofrecer la mejor calidad en el diagnóstico, tratamiento y servicio, a la espera de que si diversifiquen las especialidades.

Pero como las disciplinas están a punto de llegar a nuestro país, a continuación, os hablaremos de las que tienen una mayor demanda y que son las siguientes:

  • Ortodoncia. Trata los problemas derivados de una mala oclusión, pues estudia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, la forma de las arcadas dentales y la posición de los maxilares. La mayoría de las clínicas cuentan con personal formado especialmente para estos tratamientos, pues es una disciplina que se haya en constante desarrollo y evolución. Mayoritariamente para estos tratamientos se pueden utilizar unos aparatos denominados fijos o brackets y removibles o placas. 
  • Implantología. Esta disciplina exige al odontólogo unos conocimientos de cirugía, ya que consiste en reemplazar la raíz de un diente perdido por un perno de titanio con forma de tornillo al que se le coloca un diente o corona que forma que simula el aspecto y la función de un diente natural. La implantología ha tenido en los últimos años un desarrollo extraordinario en nuestro país, su progresión ha sido geométrica, debido a los avances tecnológicos y a los resultados satisfactorios obtenidos ya que la mejora en la calidad de vida y bienestar que ofrece a los pacientes es excelente.
  • Periodoncia. Esta parte de la odontología está dedicada a prevenir, diagnosticar, cuidar y tratar la encía, también denominada periodonto. Las enfermedades periodontales más comunes son la gingivitis y la periodontitis, de las que según estadísticas tres de cada cuatro adultos la padecen.   
  • Endodoncia. Su objetivo es tratar el interior del diente. La endodoncia se hace necesaria cuando la pulpa, lo que vulgarmente se conoce como el nervio del diente, se inflama o se infecta, generalmente por una caries muy profunda o una fisura en el diente.
  • Odontopediatría. Esta rama de la odontología se ocupa de estudiar, explorar y tratar a los niños y recién nacidos, con el fin de prevenir y detectar posibles anomalías. 
  • Gerodontología. Se ocupa del tratamiento y rehabilitación oral de las personas mayores, es decir a las personas de más de 65 años que generalmente tienen unas especiales características, son personas que toman simultáneamente distintos tipos de medicamentos, no pueden o no desean pasar por tratamientos largos, etc. 

Otras profesiones relacionadas con la salud bucodental

Además de las disciplinas que os hemos mencionado y que son las más demandadas, lo cierto es que existen otras muchas, entre las cuales destacan:

  • Higienista dental. Posee una titulación de técnico superior, por lo que puede realizar tratamientos y procedimientos clínicos preventivos y de carácter reversible en la boca de los pacientes. Es un terapeuta sanitario que trabaja en estrecha cooperación con el odontólogo, es experto en la prevención de enfermedades bucodentales e higiene oral. Además, puede realizar aplicaciones de flúor, selladores de fisuras, realizar radiografías, limpiezas dentales, pulido de piezas dentales, etc. 
  • Protésico dental. Su titulación es de técnico y su función es la fabricación y reparación de coronas, puentes, dentaduras postizas o cualquier otro aparato dental, para ello utiliza moldes y sigue las instrucciones dadas por el dentista. Puede especializarse en ortodoncia, conservación, prostodoncia y maxilofacial.
  • Auxiliar de odontología. Su función es asistir al dentista durante el tratamiento de los pacientes, asegurarse de que el equipo y materiales estén preparados, desinfectar el área clínica de trabajo, así como el material e instrumental.