Sin liderazgo una empresa no alcanza los objetivos

Sin liderazgo una empresa no alcanza los objetivos

Muchas veces se ha hablado de la importancia del liderazgo empresarial, que actualmente está cobrando mucha fuerza. Y es que de verdad es realmente importante porque una compañía, sea cual sea su tamaño, sin un buen líder no podrá conseguir buenos resultados o si los consigue siempre serán menores que si hubiese al frente de la organización un buen líder.  

Por ello, en este artículo vamos a hablar sobre liderazgo y cómo debe ser un buen líder. 

El líder nace o se hace 

Esta es la pregunta del millón, ¿un líder nace o se hace? Según los expertos hay personas que de por sí son buenos líderes, tienen carisma natural y habilidades innatas. Pero un líder siempre se puede hacer a través de coaching, o mejorando las habilidades. 

“A través del desarrollo directivo se puede potenciar las habilidades directivas y generar crecimiento profesional desde una perspectiva global e integradora. Una empresa debe tener un líder definido, tanto su papel como sus responsabilidades y utilizar su liderazgo  para que los empleados tengan coordinación, motivación y estén implicados con la compañía”, explican desde Action Project, expertos en desarrollo directivo utilizando la metodología Leadership Management Internacional (LMI).

 Cómo debe ser un buen líder 

Un buen líder debe tener cinco cualidades o habilidades principales, o si no las tiene de manera innata debe trabajarlas para mejorar su liderazgo. Porque un buen líder es capaz de tirar del carro de todos los empleados, marcar directrices concretas, motivar a los trabajadores y trabajar la inteligencia emocional.  

· Debe saber comunicar y escuchar 

Un buen líder debe saber comunicar de manera clara y concisa sus pensamientos, estrategias y visiones comerciales. También debe saber escuchar a los demás, se busca una comunicación bidireccional, capaz de recibir consejos, críticas o comentarios del resto de la organización. Las críticas constructivas ayudan a mejorar y un líder debe ser capaz de escucharlas. Por el contrario, un líder que basa su comunicación sin escucha no será capaz de atender los problemas de muchas áreas de su empresa que él no es consciente. 

· Inspirar confianza e influencia 

Quizá la confianza es la principal cualidad o habilidad junto a la comunicación que debe tener un líder. Porque la confianza es uno de los pilares básicos para cualquier relación. Además, si un jefe inspira confianza los trabajadores no suelen cuestionar las directrices y fomenta un ambiente de trabajo profesional, íntegro y agradable. La confianza digamos sería todo lo contrario al miedo o al temor que inspiran muchos líderes. 

También un buen líder debe influir en su equipo, no tendría que hacer uso de la autoridad para que sus empleados acaten sus normas, directrices o consejos. Un líder inspira y transmite confianza. 

· Aprovechar y usar la inteligencia emocional 

Mucha gente piensa que la inteligencia emocional puede ser incluso aprovechar conocimientos para su propio beneficio. Muy lejos de eso se encuentra la inteligencia emocional.

En términos generales la inteligencia emocional consiste en saber reconocer los sentimientos y emociones tanto los propios como los de terceros, para una vez identificados actuar en función a ellos. Vamos, la inteligencia emocional marca la diferencia entre un buen comportamiento e interacción social con una mala.

· Debe anticiparse a los problemas y tener pensamiento estratégico 

Esto nos gustaría a todos, saber anticiparnos a los problemas, pero en muchos casos es posible. Existen indicios palpables antes de que se desencadene un problema y un buen líder debe ser capaz de apreciarlos para intentar atajarlos antes de que se hagan más grandes o agraven. 

Además de la anticipación es fundamental que un líder disponga de pensamiento estratégico. Pensar en futuro, plantear metas y retos a largo plazo, aportar soluciones y satisfacer las demandas de los diferentes departamentos. 

· Tener compromiso, motivación y pasión 

Es fundamental que un líder muestre compromiso y motivación con la compañía, ya que si él o ella no la muestra difícilmente lo harán los empleados. Además, la pasión y la motivación se contagian si un líder da señales de ello sus empleados se sentirán igual más fácilmente. 

Como hemos dicho con anterioridad estas habilidades o cualidades se pueden (y se deben trabajar) para mejorar el liderazgo. Se pueden mejorar a través de programas específicos guiados por profesionales como coaching profesional o desarrollo directivo, también aunque sea más difícil se puede realizar siguiendo las directrices de libros especializados. Pero es muy importante que un compañía disponga de un buen líder porque sino no estará desaprovechando la capacidad completa del equipo, no tendrá metas claras, la comunicación de la organización dejará mucho que desear y la empresa no será capaz de solucionar problemas y mucho menos anticiparse a ellos.