Talleres Muñoz y Muñoz, experiencia e innovación

Talleres Muñoz y Muñoz, experiencia e innovación

Un sector como el de la panadería, la confitería o el de la pastelería necesita de una maquinaria lo suficientemente capaz como para dar respuesta a las necesidades de esta industria. Talleres Muñoz y Muñoz van sobrados de experiencia, pues suman más de 30 años de experiencia, donde su dilatada trayectoria y proyectos llevado al éxito, han hecho que los clientes sean la mejor publicidad y eso les ha ido ganando una fama de fabricantes de productos duraderos.

La competencia en estos sectores tan especializados es fiera. Para ello solo queda esforzarse por innovar, pues estar a la última es una de las mejores armas. La investigación de las necesidades del personal que trabaja en el sector, es lo que hace que los productos que realizan sean tan utilizados.

La panadería y la pastelería industrial buscan maquinarias resistentes, que les faciliten el trabajo, pero que generen confianza, pues los fallos repetitivos y frecuentes en este sector se pagan.

El diseño y la fabricación es a medida, algo que permite que los equipos siempre terminen respondiendo exactamente a lo que demanda cada cliente en cuestión, porque al final cada dueño de un negocio necesita soluciones y un funcionamiento perfecto.

Otro sector que necesita también de maquinaria fiable es la maquinaria de pastelería, la cual tiene un departamento especializado que puede asesorar y resolver toda clase de dudas.

En su catálogo, podemos ver que tienen maquinarias de panadería y pastelería de diferentes tipos, destacando:

Cortadoras

Maquinaria para el liado artesano de moñas

Escudilladoras

Panayet

Máquinas para formar bolas de coco

El sector panadero se adapta a las nuevas condiciones

Como cualquier otro sector, ha tenido que ir adaptándose a los cambios y utilizando las nuevas maquinarias y sistemas en un sector que es muy amplio en nuestro país, pero donde los avances se han ido sucediendo en los últimos años, quizá a más velocidad de lo que lo había hecho en siglos anteriores.

En los últimos el sector panadero ha ido cambiando en su situación empresarial, donde vemos que, a la hora de la verdad, no son demasiado distintos de los otros sectores económicos e industriales. La panadería en España adaptó hace unos años los procesos de producción a la tecnología más actual y sigue realizándolo.

Vamos a ver los segmentos actuales en que puede clasificarse la panadería actualmente:

La panadería tradicional

Lo conforman las empresas pequeñas y de tamaño mediana, que cuentan con nivel de automatismos altos en los procesos. Por lo general se comercializan sus productos en sus propias tiendas, pudiendo ser mediante franquicias o atendiendo en pequeños comercios pertenecientes al sector de la distribución alimentaria.

Las panaderías de marca

En el sector de la panadería, se les considera empresas de gran tamaño, aunque si las comparamos con otros sectores industriales, suelen ser compañías de tamaño mediano. El nivel de automatización es elevado. Venden sus productos utilizando su propia marca y son distribuidos mediante el pequeño comercio alimentario, donde los protagonistas son los supermercados y las grandes superficies.

Panificadoras

Las panificadoras son unas empresas que se dedican a la fabricación de enormes cantidades de pan diario o al que se le aplica la tecnología basada en el frío. Estas son compañías con un alto grado de automatización en los procesos. Cuando hablamos de las que aplican el frío en los productos, la distribución está centrada en servir a las panaderías, restauración y grandes colectivos.

En los últimos años son unas empresas que también han pasado a introducir los productos  mediante los supermercados y las grandes superficies, donde el objetivo es que el propio consumidor finalice el proceso del horneado de los productos.

Al final algo tan tradicional como el pan ha terminado sucumbiendo a la vida estresante que llevamos y es que todos queremos rapidez y que dure lo máximo posible. Está claro que también los amantes del buen pan tienen su hueco, pero hay que ser realistas, y el pan ahora forma parte de nuestra costumbres como antes, pero al haber cambiado, la industria ha terminado por adoptar nuestro ritmo.

Sea como fuere, las nuevas maquinarias facilitan mucho el trabajo en los hornos de las pastelerías y panaderías, algo que hace algo más liviana la labor de los profesionales. Lo que está claro es que un horno que se precie, si tiene buena maquinaria, va a poder hacer un pan o unos pasteles de mayor calidad, eso es un hecho.