El plástico biodegradable llegó para quedarse

El plástico biodegradable llegó para quedarse

Ya hace mucho tiempo desde que la Tierra emitió un mensaje de socorro que llevaba como destinatarias a todas las personas que habitamos el planeta. No cabe la menor duda de que es imposible sostener el planeta con los consumos que se vienen realizando desde hace varias décadas. Ni que decir tiene que nos tenemos que poner muy en serio con este tema porque, de lo contrario, va a ser completamente imposible que podamos darle la vuelta a la tortilla y podamos encontrar una mayor calidad de vida tanto para nosotros mismos como para todas aquellas personas que van a venir en el futuro.

Para apostar por el cambio que es necesario en este sentido, hay que operar en varias direcciones. Por un lado, hay que terminar con los combustibles fósiles, que no solo contaminan de una manera tremenda sino que, además, son limitados. Por otra parte, hay que apostar por energías como la solar, la eólica o la hidráulica, que son renovables. Además de todo ello, hay que disminuir el consumo de plásticos de un solo uso, algo para lo que estamos empezando a encontrar soluciones como los materiales biodegradables. Necesitamos a estos materiales para salvar el planeta.

Pero, ¿qué son los materiales biodegradables? De la respuesta a esa pregunta se desprende el artículo que os acabamos de enlazar y que fue publicado en la web de El Blog Verde. No cabe duda de que es importante suministrar la información acerca de la naturaleza y los beneficios de los materiales biodegradables. Si vamos a pedir a la gente que los use, lo importante es que sepa qué son para que pueda comprender perfectamente por qué necesita la Tierra de la presencia de dichos materiales. Tenemos que conseguir que la gente crea que es posible cambiar las cosas. Y es que la realidad indica que sí se puede conseguir.

Es lógico el pensar que, para conseguir avances como los que estamos proponiendo, lo ideal es que juegue un papel muy importante la Administración Pública. Y es exactamente lo que ha sucedido, sobre todo por el hecho de que se han prohibido en toda la Unión Europea las pajitas, bastoncillos y artículos de un solo uso, como las bolsas de plástico tradicionales. Es así como lo publicó la página web de la OCU. Gracias a ello, cada vez más empresas se han convertido en especialistas en la producción de plásticos biodegradables, que son mucho más respetuosos con el medioambiente.

Estamos en un momento en el que cualquier contribución para la mejora de nuestro entorno ha de ser recibida con los brazos abiertos, y mucho más si es tan interesante y positiva como lo es la apuesta por el plástico biodegradable. Los profesionales de Zoloplast nos han comentado que especializarse en la realización de bolsas de plástico biodegradable ha sido clave para dar respuesta a la oleada de demanda de que se ha venido produciendo entre las empresas para adquirir este tipo de bolsas.

La verdad es que los resultados de todos estos proyectos dependen en buena medida de que todo el mundo proporcione su granito de arena. Si es así, estamos convencidos de que la mejora de nuestro entorno va a ser mucho más latente. Por eso la insistencia está siendo tan grande por parte de todas y cada una de las Administraciones Públicas. Ni que decir tiene que cualquier esfuerzo es bienvenido y que el compromiso ha de ser fuerte por parte de todas las naciones, porque ya sabemos que hay varias que pasan olímpicamente de ello. China y Estados Unidos son grandes ejemplos de ello.

Empresas, personas y administraciones han de trabajar en consonancia

Es algo que no nos cansamos de repetir. Es imprescindible que tanto las empresas, como las Administraciones, siempre en consonancia con las personas, desarrollen todo tipo de proyectos destinados a mejorar diferentes cuestiones relativas al medioambiente. Está claro que esta es una de las mejores maneras de hacer un mundo mejor y conseguir que mejores todos los registros que tienen que ver con el estado de nuestro entorno. Ojalá que dentro de muy poco tiempo, en otro artículo, os podamos decir que lo hemos conseguido.

Puede parecer muy complicado conseguir todos los propósitos de los que estamos hablando, pero es evidente que otra cosa no podemos hacer. Hay que hacer todo lo que esté en nuestras manos para intentar, en la medida de lo posible (que siempre es mucho), que todo lo que tenga que ver con nuestro entorno esté mucho más cuidado y tengamos más opciones de perpetuar la buena calidad de vida en la Tierra. Lo que está claro es que, si no ponemos de nuestra parte, vamos a tener todavía más problemas de los que ya tenemos.